CONTROL ACCESO MAYOR DE EDAD

Soy mayor de edad

 

Hook

06/04/2009 - 00:26 - 00715 visitas

Hoy, paseando por mi pueblo, me he topado con un viejo amigo de mi abuelo.

¨ Juanillo el andaluz ¨ le llamaban sus compañeros del ¨ Bar Jamaica ¨,

Que venía a ser como su sede, su club de citas o laboratorio sería el sinónimo más acertado; porque allí, rebosaban ideas y grandes proyectos de todo tipo?? ¡incluso los había viables! (aunque pocos o ninguno llegase a concluirse, debido a la dificultad y envergadura de los mismos; y entre otros inconvenientes que surgen sobre la marcha del proyecto casi siempre en los momentos mas delicados del proceso.)

Yo tuve la gran suerte de formar parte pasiva de uno de ellos (el de mi abuelo) y su faraónico proyecto de acabar él, solo o en compañía de sus socios, que lucharon codo con codo para que mi abuelo viera su obra acabada que no era otra que acabar con toda la producción de ¨ Pentavín* ¨ a golpe de:

- pon otra ronda Guillén ?? (que era socio del jamaica y socio activo del experimento en cuestión).

Mi abuelo Juanillo, como padre de la gran idea, se veía en la obligación y necesidad de ser el que tirara del carro del grupo, y la forma de darles animo al grupo de accionistas de tan monumental empresa, no era otra que, demostrarlo con hechos, que, con gran esfuerzo (a veces rozando lo sobre humano), él solo, llevaba a cabo levantándose a las cinco de la mañana para poder dar rienda suelta a su faraónico proyecto.

A las cinco y diez, llegaba al bar de su amigo y socio, Guillen. Pedía un café con unas gotas, y a las cinco y veinte ya estaba con el chato tintorro en la mano, brindando con Guillen (que como a las cinco ya había tomado café para abrir el bar. a la hora habitual, ya llevaba unos cuantos de ventaja, cosa que a mi abuelo, en media hora, ya había superado con creces). Mientras tanto, iban apareciendo los demás colaboradores, quienes, en cuestión de un par de horas, ya estaban todos a pleno rendimiento, arrancando por soleares, despotricando contra Franco, o bien homenajeando a Rafael Farina con palmas y taconeos a tutiplén,?? vamos un proyecto a toda maquina.

La jornada matutina llegaba a su fin sobre las diez de la mañana, momento, en el que llegábamos mi abuela y yo al mercado, donde estaba ubicado el ??bar Jamaica??.

Mi abuela me mandaba al bar, ella no entraba, a sacar al ¨lumbreras¨ de mi abuelo, que, para entonces ya estaba en la cúspide de su obra ,y, en una especie de trance científico, me agasajaba (tanto él como sus ayudantes) con unas patatas matutano, una pepsi, y unas aceitunas rellenas, con el fin de ganar tiempo y aprovechar un par de rondas más de ¨ Pentavín¨, y (mandarme en plan palomo mensajero) directo a mi abuela con el mensaje estándar de:

- dice el abuelo que ya sale cuando yo me acabe las patatas y la pepsi -. Y ellos seguían trasegando el vino.

Pero cuantas más botellas bebían, mas botellas llegaban, y aquello no se acababa nunca?? Ya que el proyecto ¨ Pentavin¨ era luchar contra un gigante de la vinicultura imposible de derribar entre media docena de almas sedientas de vino, conocimientos y una meta común??

¨ EL PROYECTO PENTAVÍN ¨.

Oportunidades con las que te sorprende la vida, de formar parte de momentos trascendentales para el curso de la historia de un país (en este caso en la industria de la vinicultura??)

Y es que al final va a ser verdad eso de que los romanos, por los caminos inexpugnables llevan al señor a roma?? si no se equivocan de camino??o algo así.

Y es que la vida es así de caprichosa, cuando menos te lo esperas te encuentras en pleno cambio del curso de la historia de tu país, en el cual el ¨tío Pakito¨ , se inventó un eslogan muy bonito ( claro, como se lo inventó él, como no te gustara, tenías el paseíllo asegurado??) tampoco es que mintiera porque era una grande y libre, y desde luego España es grande y desde luego solo hay una y libre??, como al poeta de marras, bobada que decía se la aplaudían?? (Más que nada por no salir de paseíllo con sus amigotes), por lo tanto, éramos muy libre de callarnos todo lo que se nos ocurriera. Por si acaso.

Bueno que me voy por los cerdos de ?beda o de los caídos o como se llame, retomando el horario anterior de este pequeño inciso??cuando conseguíamos sacar a mi abuelo del laboratorio, ya eran las 11:00 de la mañana , y la abuela ya nos esperaba afuera con las bolsas de la compra, ella nos las distribuía entre los tres para repartir bien el peso, ( yo como ya era un hombrecito, siempre quería llevar una, y siempre me tocaba la del pan que era la más ligera) a mi abuelo había que ponerle el peso de cada lado , bien equilibrado, porque si no se nos iba escorando por el camino y afeaba el paso. De todos modos siempre lo colocaba mi abuela, en el centro, y le cogía del braseti* (como aquí decimos) por si perdía la estabilidad o la gravedad, que mi abuela restablecía el rumbo, con un discreto codazo, de esta forma, mi abuelo salía de su espontáneo lapsus, trance,?? y así, hasta llegar a casa, entre trances, lapsus y traspieses varios, o simple y llanamente a trancas y barrancas.

La llegada a casa era siempre igual, Mi abuelo ponía la tele, los sábados por la mañana siempre daban lo mismo; en un canal, bailes regionales, y en el otro, gimnasia rítmica,??después intentaba atinar una de las dos butacas que había en el salón, unas veces lo conseguía y otras no (yo pienso que toda la vida creyó que había cuatro) , porque mi abuelo, tenia superpoderes, ¡como superman!, uno de los suyos, era que veía doble, por eso no atinaba siempre, porque nunca sabía por cual de los cuatro decidirse, pero cuando conseguía su propósito , balbuceaba algo sobre que las gimnastas rusas eran las mejores del mundo, porque era comunista y tenía mucha fe en todo lo ruso, y luego se quedaba dormido un par de horitas más o menos, dependiendo del cansancio derivado de su grandioso proyecto.

Y esto se acaba, porque ¨ Pentavín ¨ acabó con mi abuelo y su faraónico proyecto que aunque no lo consiguiera, si que hizo que sus cimientos se tambalearan.

Nunca sabremos la razón, pero una marca de vino peleón, que llevaba décadas en el mercado a poco tiempo de morir mi abuelo, poco a poco fue desapareciendo de las estanterías de los comercios?? Mi teoría es que, gracias al esfuerzo de mi abuelo, consiguió enriquecer tanto al ¨ Grupo Pentavín ¨, que cerraron el chiringuito, y hoy están bajo un cocotero en alguna isla del caribe, celebrándolo y preguntándose la razón de ese boom en su grafico de ventas.

Después de ese boom, que conllevó un gran aumento de plantillas y de medios, llegó tal declive en su grafico de ventas, que no pudo resistir ese parón que los llevó a cerrar la empresa?? Quien sabe, a lo mejor sin el saberlo, culmino su ansiado proyecto y esta taconeando y dando palmas cantando por Rafael Farina a golpe de: - ¡por otra ronda Guillen! ?? en su ¨Bar Jamaica¨ de los cielos.

* Pentavín. El Don simón de esa época

* brasti. En menorquín, cogerse del brazo.

COMENTARIOS (4)

sese - 05/19/2010 - 20:10 - :

Yo también fui testigo de esos hechos. Era nieta de un socio tempranero del Bar Jamaica. ¡Que tiempos¡ Lo de mi abuelo era muy fuerte , vivía cerca de la playa grande y siempre lo tenían que traer en volandas, sino, se quedaba en el borde de la acera apoyado en la pared o haciéndose una siesta en el suelo y siempre con su gorra puesta . Ellos si que murieron con las botas puestas, que tiempos y que recuerdos. Bueno, me despido sabiendo que no soy la única a la que no se le olvidan esos tiempos. Chao . Amigo.

Valora este comentario Una estrella Dos estrellas Tres estrellas Cuatro estrellas Cinco estrellas ( 6 votos - media: 4.17 )
capitanito - 05/19/2010 - 19:54 - :

Me alegro de que alguien pueda corroborar la historia de esos grandes bebedores que fueron los asiduos del ??Bar Jamaica??. Una especie prácticamente extinguida pero que nosotros, sus herederos mas directos, hayamos hecho todo lo posible para coger el testigo y continuar con su faraónico proyecto... y en ello estamos, haciendo todo lo que podemos para que su labor no quede en ??vino de borrajas??.

Gracias Sese, por este mensaje tan emotivo.

Valora este comentario Una estrella Dos estrellas Tres estrellas Cuatro estrellas Cinco estrellas ( 4 votos - media: 2.25 )

AGREGAR COMENTARIO

Nombre:

Email:

Web:

Comentario:

Codigo antispam / Antispam code:2273

© CapiTanito - 2018